La importancia de los “doers”

Me gustaría compartir con vosotros un artículo que me pareció interesante y donde se destaca la importancia en las organizaciones de aquellas personas llamadas “doers” o personas que hacen que sucedan las cosas: son intraemprendedores natos. Muchas veces sólo nos acordamos de los “thinkers”, aquellos que tienen la idea o formulan la estrategia.

En este mundo tan cambiante e inmediato, la velocidad de las empresas en adaptarse al cambio es clave, por lo que tener gente que sepa ejecutar la estrategia, de una forma rápida y eficaz, es fundamental.

Además, en un mundo supercompetitivo, donde el éxito muchas veces es encontrar nuevos modelos o nichos de mercado, así como nuevos consumidores, practicar un modelo de prueba y error se antoja necesario. Un modelo, preferentemente con metodología Lean Startup, donde el objetivo sea construir un prototipo lo antes posible y con los menos recursos necesarios para que lo testeen los potenciales consumidores. Así poder llegar al mercado con un producto probado funcionalmente y que satisfaga las necesidades del consumidor.

doer

Por lo tanto es importante identificar a estas personas dentro de nuestras organizaciones: personas con ambición y ganas de crecer, que conocen bien la empresa y los procesos establecidos (cómo abrirse camino), con mentalidad abierta para detectar oportunidades dentro (sinergias) y fuera (open innovation).

Una vez identificadas, dejarlas hacer (empowerment) y darles la importancia y reconocimiento que realmente tienen. Con ellas en nuestro equipo, tendremos más posibilidades de conseguir éxito a corto plazo.

¿ Qué opináis ?

El trabajo del futuro y los intraemprendedores

El trabajo del futuro y los intraemprendedores

Diferentes estudios apuntan a estas fuerzas que irán configurando cada vez más el trabajo del futuro:

. La necesidad de más flexibilidad en el trabajo

. La necesidad de personal más cualificado y eficaz

. La necesidad  de trabajadores más creativos

. La necesidad de tolerar nuevas formas de trabajo. Ejemplos: muy difícil el trabajo en una empresa para toda la vida, la idea de un portfolio de empleos.

. La necesidad de integrar la identidad de marca profesional con la de la empresa

. La necesidad de gestionar mejor la diversidad y la colaboración

Para moverse en este entorno al que apunta el trabajo del futuro, que ya está llegando, las personas con perfil intraemprendedor tendrán mejores posibilidades.

Es necesario irse preparando para ello. Es por ello que es recomendable formarse y desarrollarse en dichas competencias intraemprendedoras desde la etapa profesional en la que cada uno esté, y desde luego desde las etapas iniciales a nivel profesional e incluso antes.

Los diez mandamientos del intraempendedor. Nos podemos permitir en nuestras empresas el 1,2,6 y el 8?

Gifford Pinchot, que originó el término intraemprendor en 1978, para referirse a aquellos profesionales que asumen la responsabilidad directa de convertir ideas en un producto final que alcanza el mercado y se desarrolla en un negocio a través de la asunción de riesgos y de innovación,  es el autor de los siguientes diez mandamientos del intraemprendedor:

  1. Vaya al trabajo cada día dispuesto a ser despedido
  2. Ignore cualquier orden que esté encaminada a parar su sueño
  3. Efectúe cualquier tarea que sea necesaria para poner en marcha su proyecto
  4. Encuentre a gente que le ayude
  5. Guíese por su intuición a la hora de elegir colaboradores y trabaje sólo con los mejores
  6. Trabaje tanto como pueda de forma clandestina
  7. Nunca apueste en una carrera a no ser que esté corriendo en ella
  8. Recuerde, es más fácil pedir perdón que pedir permiso
  9. Sea leal a sus objetivos y realista sobre el modo de alcanzarlos
  10. Honre a sus patrocinadores

Nos podemos permitir en nuestras empresas los números 1, 2, 6, y 8? Hoy en día necesitamos que nuestras organizaciones, para que sean económicamente sostenibles, implementen culturas de emprendimiento corporativo donde se libere el potencial de todos los empleados, y se protega/desarrolle/potencie a los que tienen más competencias intraemprendedoras.

En el informe editado por la AED “Emprendimiento Corporativo: innova y crece con el potencial de los empleados” y en nuestro Modelo construye el futuro con tus empleados, abordamos como implementar una cultura de emprendimiento corporativo que facilite que los intraemprendores de nuestras empresas no tengan que hacer uso de los mandamientos 1,2,6, y 8, al crear un entorno seguro donde pueden desarrollar todo su potencial.

Diez mandamientos del intraemprendedor

Facultades a desarrollar para ser buen innovador

Hace unos días publicamos un post sobre innovación personal y vimos algunas de las principales características y algún consejo ante cualquier iniciativa de innovación, aplicables tanto a nivel personal como profesional.

Veamos ahora las principales competencias que tenemos que desarrollar para ser innovadores sistemáticos:

Observar
Detenerse a observar con detenimiento qué pasa a nuestro alrededor es fundamental para detectar necesidades y oportunidades. Tenemos que utilizar los 5 sentidos, ser empáticos, diferenciar la realidad de nuestra percepción (objetivo vs subjetivo) y utilizar más pensamiento lateral que racional.
Para mejorar nuestra capacidad de observación viene bien ampliar nuestro entorno: por ejemplo hablar con gente interesante fuera de nuestro ámbito, buscar información en webs de innovación, asistir a eventos fuera de nuestras áreas de interés, y sobretodo rodearse de gente con capacidad de pensamiento diferencial o disruptivo.

Cuestionar
Una vez detectados insights concretos, la mejor forma de idear es cuestionarse los convencionalismos que están presentes: tenemos que invertir asunciones básicas, practicar brainstorming de preguntas, preguntarnos qué pasaría si…, hacernos preguntas que planteen escenarios imposibles y romper con las creencias establecidas.
El cuestionamiento y la formulación de problemas son unas de las principales herramientas para generar propuestas diferentes que responden a necesidades reales.

Experimentar
Está implícito que tenemos que asumir riesgos y estar preparados para fracasar.
Una vez generadas las ideas, la mejor manera de llevarlas a cabo es construir prototipos de ellas, hemos de ser proactivos en intentar desarrollar cada una más allá del pensamiento, plantearse diferentes alternativas y evaluarlas en base a la oportunidad que representan.

facultades ser innovador

En tanto que desarrollemos estas facultades, tendremos mayor capacidad para generar nuevas propuestas.

Se os ocurre alguna faceta importante más que tengamos que desarrollar ?

Competencias directivas para esta época y su relación con ser intraemprendedor

La  semana pasada han celebrado conjuntamente la AED (Asociación Española de Directivos) y el Circulo Ecuestre de Barcelona un coloquio-comida en el que se presentaba el informe “Emprendimiento corporativo: innova y crece con el potencial de tus empleados”, y en el que Juan Torras, socio del headhunter Egon Zehnder, ha disertado sobre que competencias directivas son necesarias para afrontar esta nueva época.

Estas son algunas de las ideas o reflexiones que Juan Torras ha realizado:

-Desde los 70 y durante 3 décadas se valoraba del directivo su experiencia. A partir del año 2.000 se evalúan también las competencias, comportamientos, inteligencia emocional y relación con las personas.

-Esta época de cambios constantes, incierta, y compleja hace que experiencia y competencias dejen paso al potencial futuro del directivo. Hay cinco indicadores claves del potencial futuro del directivo que les permite adaptarse a los cambios en el entorno empresarial y crecer en nuevas funciones que implican un reto: motivación, determinación, engagement, insight, y curiosidad.

-El núcleo del líder debe ser la motivación de afiliación, no de resultados y de poder, sino por ser capaz de desarrollar al grupo humano que lo rodea.

– Determinación: capacidad de asumir unos objetivos, superar las dificultades, enfocarse hacia unas metas… Engagement: capacidad de conectar con las personas, de compromiso y de que “se enganchen” contigo. Insight: capacidad de interpretar el entorno, y sugerir nuevas posibilidades. Curiosidad: aprendizaje continuo, curiosidad por el entorno, por aprender y por conocerte a ti mismo.

Dichas claves no crees que están relacionadas con las competencias de los intraemprendedores que comentábamos en este post? En esta época donde el talento es la principal ventaja competitiva, las empresas necesitamos en los diferentes niveles organizativos directivos con potencial o intraemprendedores, así como necesitamos intraemprendedores en cualquier parte de la organización. Aprender a evaluar a las personas en estos aspectos, identificar a los que tienen más potencial, facilitarles el entorno interno necesario para que puedan ejecutar sus ideas, protegerles, desarrollarles y promoverles es imprescindible para retener el talento, adaptar el modelo de negocio a los cambios del sector, encontrar oportunidades de crecimiento y superar a la competencia.

nuevas competencias directivas y ser intraemprendedor