Para recuperarnos: revolucionar el ecosistema emprendedor priorizando escalar empresas

Entre el desastroso impacto del Covid en la economía, y una «cultura de estado de bienestar» en lugar de una cultura de promover la función empresarial, el conocimiento, el trabajo y la excelencia, desde la sociedad civil y las empresas hemos de ver que podemos aportar para potenciar la recuperación económica.

Necesitamos crear puestos de trabajo y desarrollar la actividad económica. España ha de pasar a ser el país del mundo más emprendedor en todas sus formas. Actualmente está lejos de la media europea según el informe GEM. Dentro de estas formas es clave el escalar empresas existentes. En vez de que se creen en un territorio 25 start-ups que creen dos puestos de trabajo cada una, que les va a costar sobrevivir, tiene más impacto económico que una empresa existente crezca y cree 50 puestos de trabajo.

Para ello se han de desarrollar proyectos a nivel de cada ciudad de desarrollo de ecosistemas emprendedores donde se involucre a todos los stakeholders relacionados incluido el sector público. En las ciudades que en el mundo han éxito haciendo esto, dichos proyectos han sido promovidos por instituciones del sector pricado, o de la colaboración público-privada.

Estaría muy bien que alguna entidad como la AED, APD, CEOE, etc. desarrollase un proyecto (aplicando unas metodologías) de REVOLUCIÓN DEL ECOSISTEMA EMPRENDEDOR PRIORIZANDO EL ESCALAR EMPRESAS, que además contase con el apoyo de todas organizaciones de la sociedad civil. Se trata de pasar de informar, formar, reflexionar, inspirar, reclamar, etc. a desarrollar un proyecto integrador a 5 años con acciones con impacto.

Desde el ámbito privado hemos de trabajar para situar a España en posiciones de liderazgo de desarrollar la función empresarial/emprendedora e incrementar el tamaño de las empresas.

El entorno y el nuevo paradigma en la gestión para reinventar las empresas

Vivimos en un entorno VUCA de cambio constante:

. El incremento de las tecnologías está impactando el mercado al influir en cómo vivimos.

. Billones de personas están accediendo al mercado de  trabajo con su deseo de crear.

. En este entorno dinámico y complejo se abren múltiples ventanas de oportunidades.

. La vida media de una empresa es actualmente 15 años frente a los 67 años de los 1920s.

Todo esto genera unas nuevas necesidades en la gestión de las empresas. Con unos mercados y sociedades más dinámicas y cambiantes todavía nuestras organizaciones están diseñadas para la eficiencia más que para la innovación. Nuestras organizaciones son como coches con grandes dashboards de indicadores y ventanas pequeñas.

El éxito actual está en la  habilidad para identificar oportunidades y ejecutarlas. NO está en la eficiencia. Ya no es suficiente tener eficiencia, hay que saber cómo crear.

Hasta hace poco la complejidad estaba dentro de las organizaciones (era sobre procesos, como trabajar con proveedores, clientes, como conseguir rentabilidad de las inversiones que se realizaban).

Ahora hay más complejidad en el entorno y no tenemos sistemas de gestión externos para medir lo que pasa fuera de la organización.

Se han construido en las organizaciones sistemas de operaciones complejos para gestionar lo que pasa dentro de la organización. La mayoría herramientas que utilizamos están basadas en predicciones que luego no se cumplen.

La ejecución ya es muy difícil que sea una ventaja competitiva. La próxima batalla será en ser excelente en anticipar el cambio antes de que nadie lo haga. Se trata de percibir que va a pasar afuera. La habilidad para percibir o sentir que va a suceder antes que la niebla desaparezca. ¿Porqué? el habitual análisis competitivo no funciona bien cuando la tecnología elimina las fronteras de una industria y el cambio es tan rápido que no puedes esperar a que las cosas se estabilicen.

Para enfocar la empresa hacia este nuevo paradigma hay que cambiar la cultura, lo que requiere  de normas y valores que soporten este nuevo paradigma, y prestar atención a los procesos internos que miren a las oportunidades externas. Hay que implantar en las empresas nuevas metodologías, inspiradas en metodologías de innovación (scrum, agile, design thinking) que se basan en estos aspectos:

. De forma proactiva experimentar y observar en el mundo real.

. Buscar las piedras preciosas entre los datos.

. Ciclos rápidos.

. La interacción humana con los clientes es crítica.

También se necesita tener un proceso constante de generar insigths tácticos y estratégicos:

. Mapear los aspectos fundamentales del entorno.

. Colectar observaciones y experiencias.

. Generar insights entre oportunidades emergentes.

. Elaborar las intuiciones para definir proyectos.

. Implementar las oportunidades.

Por tanto, en el actual entorno para ser sostenibles y reinventarse, es necesario que las empresas miren hacia afuera, combinen observaciones de forma diferente, y vean lo próximo antes que la competencia. Y si no pueden anticiparse, que al menos consigan adaptarse de forma rápida a los cambios en su sector.  

Libro ¿Creas futuro? ¿Facilitas que otros también lo hagan?

Me hace ilusión compartir que he publicado este libro, después de haber promovido durante seis años el profundizar en los diferentes aspectos que trata el libro y este blog a través de las comisiones de la AED con más de 30 directivos.

Para más información sobre el libro, haz click sobre la portada.

Las ideas me han llevado a llevar a cabo este proceso son las siguientes que ponen en valor el papel clave de los directivos en esta época:

. Tiene más impacto para un territorio, una ciudad, que una empresa existente cree 50 puestos de trabajo que se creen 25 start-ups con dos empleados cada una, que van a sobrevivir con muchas dificultades. Por otro lado, hay muchas empresas existentes que no tienen sucesión y pueden desaparecer si alguien no se pone al frente y las desarrolla innovando. También las start-ups necesitan de las empresas existentes que se abran a cooperar con ellas en beneficio mutuo, y el mundo entero es hoy un laboratorio de innovación accesible para cualquier empresa donde puede encontrar talento con el que colaborar. Por tanto, para el desarrollo económico hay que potenciar más el emprendimiento corporativo en las empresas existentes involucrando a todo el personal y también a externos, y necesitamos más directivos intraemprendedores y que quieran asumir la máxima función empresarial o ser empresarios.

. El entorno actual definido como VUCA con profundos y continuos cambios tecnológicos que afectan a todos los sectores que requiere de otro enfoque en el liderazgo de las empresas en línea con lo comentado en el anterior punto para asegurar la supervivencia y desarrollo de las empresas.

. De esta forma considero que un valor esencial para esta época  es el de la sostenibilidad, en todas las dimensiones: personal, empresarial, social y medioambiental. Con el objetivo de mejorar el resultado de nuestras empresas, no podemos pensar que nuestras empresas están separadas del amplio entorno social y medioambiental en el que operan. Hemos de tomar decisiones y actuar con una visión de más plazo, asegurando el presente, pero sin comprometer el futuro, para asegurar la sostenibilidad de nuestras empresas y también la sostenibilidad social y medioambiental, poniendo nuestro granito de arena en ayudar a construir un mundo mejor para las siguientes generaciones.

 

ÍNDICE

  1. Introducción                                                                                                                             
  2. Sobre la época que vivimos y la necesidad de un nuevo liderazgo

2.1. Datos sobre los problemas de la Tierra y porque es necesario una transformación hacia un modelo sostenible

2.2. Los objetivos de la ONU para el desarrollo sostenible

2.3. El cuarto pilar clave

2.4. Implicaciones del entorno VUCA en los sectores empresariales

2.5. El nuevo liderazgo en las organizaciones para esta nueva época y el talento

2.6. ¿Qué habilidades necesitamos de los directivos para que este nuevo liderazgo en esta nueva época suponga un impulso de renovación en nuestras empresas y ayude a su supervivencia?

  1. El modelo de liderazgo transformador y sostenible

3.1. El modelo de liderazgo transformador y sostenible

3.2. El concepto de escalabilidad del modelo

  1. Dimensión personal: empezando por uno mismo

4.1. Reflexiones sobre los elementos de la dimensión personal

4.2. A modo de conclusión

  1. Dimensión empresarial: descubriendo el emprendimiento corporativo y al intraemprendedor como posible respuesta

5.1. Reflexiones sobre la dimensión empresarial

5.2. Conceptos clave: definiendo el emprendimiento corporativo y el intraemprendedor

5.3. Beneficios del emprendimiento corporativo

5.4. Acciones para ser intraemprendedor y ayudar a crear futuro en su empresa

5.5. A modo de conclusión

  1. Dimensión empresarial: implementando una cultura de emprendimiento corporativo para innovar y crecer con el potencial de los empleados

6.1. Todo empieza en líder de la empresa

6.2. La puesta en marcha de la cultura emprendedora requiere de un ecosistema

6.3. Reflexiones sobre prácticas/acciones/programas relacionados con aspectos de estrategia, sistemas y estructura organizativa

6.4. Reflexiones sobre prácticas/acciones/programas relacionados con aspectos de estilo gerencial, personas, competencias, y valores compartidos

6.5. Superando las barreras: reflexiones sobre las principales dificultades al emprendimiento corporativo

6.6. Midiendo el impacto: reflexiones sobre los resultados de aplicar el emprendimiento corporativo

6.7. A modo de conclusión

  1. Dimensión empresarial: de directivo a empresario o a tener la máxima responsabilidad sobre la función empresarial

7.1. La decisión: de directivo a empresario

7.2. La gestión del proceso de MBO/MBI

7.3. Consolidación con éxito de una operación de MBO/MBI

7.4. A modo de conclusión

  1. Dimensión social y medioambiental: de la rsc al intraemprendimiento social y cadenas híbridas de valor, y a liderar modelos de negocio sociales o responsables

8.1. Reflexiones sobre la dimensión social

8.2. Reflexiones sobre la dimensión medioambiental

8.3. Presencia del impacto en la sostenibilidad en el ADN de la carrera profesional del directivo

8.4. De la Responsabilidad Social Corporativa al intraemprendimiento social y a las cadenas híbridas de valor

8.5. Conceptos clave: Definiendo el intraemprendimiento social, las empresas sostenibles y las empresas responsables

8.6. Las mejores prácticas para promover el intraemprendimiento social y las cadenas híbridas de valor

8.7. A modo de conclusión

  1. Pasando a la acción: hacer un plan de acción, superar las barreras, y medir el impacto

9.1. Hacer un plan de acción

9.2. Superar las barreras

9.3. Medir los resultados

  1. Conclusión

 

 

El trabajo del futuro y los intraemprendedores

El trabajo del futuro y los intraemprendedores

Diferentes estudios apuntan a estas fuerzas que irán configurando cada vez más el trabajo del futuro:

. La necesidad de más flexibilidad en el trabajo

. La necesidad de personal más cualificado y eficaz

. La necesidad  de trabajadores más creativos

. La necesidad de tolerar nuevas formas de trabajo. Ejemplos: muy difícil el trabajo en una empresa para toda la vida, la idea de un portfolio de empleos.

. La necesidad de integrar la identidad de marca profesional con la de la empresa

. La necesidad de gestionar mejor la diversidad y la colaboración

Para moverse en este entorno al que apunta el trabajo del futuro, que ya está llegando, las personas con perfil intraemprendedor tendrán mejores posibilidades.

Es necesario irse preparando para ello. Es por ello que es recomendable formarse y desarrollarse en dichas competencias intraemprendedoras desde la etapa profesional en la que cada uno esté, y desde luego desde las etapas iniciales a nivel profesional e incluso antes.

Un deseo para el 2015: directivos y emprendimiento corporativo para escalar empresas

 

El enfoque de gestionar empresas que refleja el documento editado por la AED  “emprendimiento corporativo: innova y crece con el potencial de tus empleados” se está imponiendo cada vez más y es necesaria en el actual entorno para crear empresas económicamente sostenibles. Hay un gran potencial humano en las empresas por aprovechar y también mucho talento buscando incorporarse a proyectos empresariales. Aunque todavía hay mucho por hacer en las empresas para que se de este cambio de mentalidad.

En la actual época que se habla tanto de emprender asociado a start-ups y quizás se esté utilizando de forma desproporcionada, sería positivo focalizarse más en esta otra forma de emprender, desde dentro de las empresas, que es igual de importante que la anterior.  Tiene más impacto en un territorio una empresa que crea 50 puestos de trabajo que 25 empresas que crean dos cada una y que mal sobreviven. Por otro lado, hay muchas empresas que pueden seguir desapareciendo por falta de sucesión, donde se podrían incorporar directivos para evitarlo y hacerlas crecer, como se explica en el documento editado por la AED “De directivo a empresario”. Por tanto, también para salir de donde estamos y crear puestos de trabajo, necesitamos este liderazgo directivo que apoye esta cultura de emprendimiento corporativo en las empresas en su sentido más amplio. Tanto desde dentro de las empresas, como cooperando con otras (por ejemplo grandes con pymes y start-ups).

De esta forma, en esta nueva época volátil y compleja es necesario que las empresas sean más emprendedoras y, en consecuencia, que las lideren directivos en diferentes niveles de la organización con competencias intraemprendedoras para que puedan adaptarse a dichos cambios tan rápidos que se producen en los sectores o incluso anticiparse.

Esperemos que en el 2015 se incremente mucho más la focalización de todos los stakeholders del intraemprendimiento o emprendimiento corporativo (administración pública, empresarios, directivos, centros tecnológicos, grandes empresas, pymes, start-ups, empresas/entidades que dan financiación, escuelas de negocios, etc.)  en escalar, desarrollar o hacer crecer nuestras empresas (sobretodo las pymes y start-ups).  Para conseguir esto último es necesario poner mucho más en valor el papel de los directivos y del emprendimiento corporativo en nuestras empresas, independientemente del tamaño que tengan, para además afrontar una etapa de desarrollo económico con garantías y poder llegar a destacar.

Directivos intraemprendedores y emprendimiento corporativo