¿Si ya no existe la planificación estratégica lineal, cómo construimos capacidad de adaptación?

capacidad adaptación

Dado el entorno de incertidumbre y continuo cambio, las empresas tienen también la necesidad de disponer de capacidad de adaptación:

  • Las empresas han de estar preparadas para múltiples posibles futuros incluso si no saben lo que va a suceder.
  • Las empresas necesitan tener capacidad de responder a uno de esos futuros en el caso de que empiecen a tomar cuerpo (o incluso a un futuro imprevisto).
  • Las empresas deben sobrevivir e incluso beneficiarse de dichas turbulencias en su entorno.
  • Las empresas deben aprender en esos cambios.

Además de diseñar estrategias que les ayuden a anticiparse en su sector, o de ser buenas en innovar en el modelo de negocio,  deben ser buenas en aprender a cambiar rápidamente su modelo de negocio para adaptarlo y sacar provecho cuando suceden cambios que no tenían previstos. En todo esto es recomendable que detallen esos posibles futuros y la exposición y conocimiento de la empresa a dichos futuros, para a continuación identificar gaps en su capacidad de adaptación que son necesarios para ganar en esos próximos escenarios.

De una forma más amplia, una empresa conseguirá tener esa agilidad si se gestiona como una start-up en línea con lo que apuntamos en nuestro Modelo construye el futuro con tus empleados y en el informe ”Emprendimiento corporativo: innova y crece con el potencial de tus empleados” .

 

 

El ADN innovador

Me hago eco de un artículo publicado recientemente en Harvard Business Review (aunque con fecha antigua) sobre el ADN propio del innovador. En este blog hemos publicado post relacionados: este artículo nos ayudará por tanto, a detectar emprendedores corporativos dentro de nuestras empresas y a ser más innovadores nosotros mismos.

ADN innovador o intraemprendedor

Se cree que los emprendedores innovadores tienen una cualidad llamada inteligencia creativa, que sería la capacidad de conectar las 2 mitades del cerebro para crear nuevas ideas a través de estas 5 habilidades:

asociando: facilidad para conectar cuestiones, problemas o ideas de diferentes campos, no interrelacionadas entre sí.

cuestionando: los innovadores siempre se hacen preguntas que desafían el conocimiento y reglas establecidas. Como diría Peter Drucker: lo importante no es encontrar las respuestas correctas, es encontrar las preguntas correctas. Siempre hay que preguntarse por qué?, por qué no? y qué pasaría si ?

observando: muchas de las ideas más disruptivas provienen de analizar escrupulosamente el comportamiento más común en los potenciales consumidores. Los innovadores adoptan el papel de antropólogos y científicos sociales.

experimentando: los innovadores sociales prueban activamente nuevas ideas, creando prototipos y lanzando nuevos pilotos. Al contrario que los observadores, los experimentadores prueban para provocar diferentes reacciones y encontrar diferentes insigths.

networking: buscan una realidad diferente encontrando y probando ideas a través de una red heterogénea de individuos. Buscan ampliar su conocimiento mediante otras personas más allá de su campo de actuación.

Además de estas 5 habilidades, el emprendedor innovador necesita practicar y practicar hasta que estas cualidades se conviertan en comportamientos automáticos.

Qué opináis ?

 

¿La innovación y el intraemprendimiento son de «arriba-a-abajo» o de «abajo-a-arriba»?

Para construir organizaciones innovadoras e intraemprendedoras en anteriores posts hemos destacado la importancia de las personas, de crear una cultura, del apoyo al nivel máximo de la empresa, …por tanto, la innovación y el intraemprendimiento son de «arriba-a-abajo» o de «abajo-a-arriba»?

La innovación y el intraemprendimiento son de arriba a abajo o de abajo a arriba?

La respuesta es que es necesario ambas. Al nivel más alto en las empresas se tiene que apoyar dando ejemplo, con comunicación, y creando esa cultura o ecosistema interno que permita liberal el potencial innovador y emprendedor de todos los empleados. Y conseguir que los empleados se sientan muy involucrados, tengan inquietudes emprendedoras, y decidan aportar el máximo de valor añadido que puedan, por encima de lo que pueda ser su trabajo del día-día. 

En todo esto, juegan un papel importante el nivel de mandos intermedios, que hace de enlace entre la dirección y los empleados, siendo estos últimos los que están más cerca de lo que pasa con los clientes, procesos, etc. y los que pueden tener mucho que aportar. El liderazgo que ejerzan dichos mandos intermedios promoviendo y apoyando los diferentes programas/prácticas/acciones de innovación e intraemprendimiento que tenga la organización es necesario para insertar dicha cultura en el ADN de la organización.

Así, volvemos al concepto de fractal del liderazgo intraemprendedor sobre el que comentábamos en ese otro post anterior.

Aunque, a ello es una limitación importante la presión que tienen los mandos intermedios por cumplir  objetivos operativos a corto plazo. Dicha limitación puede ayudar a superarla si se consigue que los mandos intermedios se sientan motivados y se involucren en hacer de mentores, coachers o facilitadores de las iniciativas, más que gestores propiamente dichos.  Y también ayudará a superar dicha limitación que su aportación a la innovación e intraemprendimiento forme parte de sus objetivos o del modelo de competencias por el que se les evalúan el rendimiento. En caso que alguno de ellos sea el que haya planteado un proyecto intraemprendedor  habría que dotarle de tiempo para que lo pudiera liderar.

La innovación, depende más de las personas o de los procesos ?

En este post me gustaría compartir con vosotros un interesante artículo del HBR que hace reflexionar sobre si la innovación, depende más de tener un equipo con perfiles muy disruptivos o de tener un buen modelo y procesos internos de innovación.

Es difícil llegar a una conclusión, pero sí se aprecia que empresas con productos de mucho diseño o creatividad dependen más del talento individual, y de que estas personas tengan libertad total dentro de la organización. En cambio, en empresas con productos de gran consumo, un modelo y procesos definidos es lo que garantiza la innovación sistemática (muchas ideas para generar buenas ideas, agilidad en compartir información y ejecutar proyectos, testeo rápido con consumidores y pivotar constantemente)

Personas o procesos primero para innovar e intraemprender

Quizás la respuesta a la pregunta inicial sea según el tipo de empresa en el que estemos, y lo ideal es que tuviéramos los 2 componentes.

Desde el punto de vista del intraemprendimiento, las personas están por encima de cualquier modelo o proceso: sin iniciativa personal no tenemos esa ignición necesaria, por muy desarrollada y evolucionada que sea la organización.

Ahora bien, para generar iniciativa personal, nos ayudará el tener un modelo claro y un proceso definido, así como el generar y alimentar una cultura. Todo junto, nos permitirá generar innovación y emprendimiento dentro de nuestras empresas.

Qué pensáis vosotros ?

No se trata sólo de innovar, sino de construir intraemprendedores y de abrirse a la economía colaborativa

En las iniciativas que pongamos en marcha para crear una cultura de emprendimiento corporativo o intraemprendimiento en una empresa el objetivo no es sólo innovar sino construir/desarrollar intraemprendedores y abrirse a la economía colaborativa, ya que esto es lo que permitirá generar de forma sistemática innovación en la empresa y estar mejor preparada para adaptarse e incluso anticiparse con agilidad a los cambios en su sector. Esto está en línea con el informe de la AED “Emprendimiento Corporativo: innova y crece con el potencial de tus empleados” y con nuestro Modelo Construye el Futuro con tus Empleados.

Se trata de construir intraemprendedores

Para ello hay que crear un ecosistema con diferentes programas/acciones/prácticas que empodere a los empleados a seguir sus instintos sobre oportunidades que detecten, a que conecten con su propio sentido de misión e inspiración y puedan aprender haciendo, y a que impulse la innovación que genera en los empleados un sentido de propiedad y rendición de cuentas en cada persona. La motivación para hacer algo grande de las personas viene de dentro de las personas, simplemente se trata de facilitarseló a aquellas personas que quieren hacerlo sin parámetros excesivamente restrictivos y sin una estructura organizativa que lo límite.

También es muy positivo implementar programas/acciones/prácticas en dicho ecosistema que permitan a la empresa abrirse a colaborar, para resolver sus desafíos o generar nuevas alternativas que incluso no tenía contempladas, con otras empresas, start-ups, emprendedores, directivos, etc.

Implementar una cultura de emprendimiento corporativo con este enfoque permite un ganar-ganar entre empresa y empleados que comentamos en esos otros posts, con claros beneficios para ambas partes. Por el contrario, si no lo hace estará en una posición de clara desventaja.